Los muebles de madera son muy habituales en la decoración y construcción de nuestras casas. Los hay de cualquier tipo y de cualquier modelo. Integran a cualquier estilo dependiendo siempre del diseño, acabados o colores. Hoy, en La Muralla, os mostramos los tipos de madera más utilizados, sus usos habituales y características:

·         De cerezo. El cerezo es una clase de madera que se caracteriza principalmente por sus tonalidades rojizas. Se emplea en mobiliario actual por las líneas rectas de la gráfica que posee. Muy importante es la protección del sol para evitar la decoloración.

·         De roble. Podemos encontrar madera de roble en una mayor gama de colores y se emplea para interiores tradicionales y rústicos por su dureza. Esta madera acepta cualquier acabado y puede tener tratamientos de envejecimiento para darle mayor riqueza a las piezas.

·         De nogal. Es una de las maderas más nobles. De apariencia uniforme, se emplea en muebles y paneleados de lujo, así como en la elaboración de elementos torneados.

·         De olivo. Los trabajos artísticos y decorativos en olivo son muy apreciados por la vistosidad que tienen las fibras de la madera de este árbol, especialmente las que se aproximan a la raíz.

·         De castaño. Se emplea mucho para fabricar puertas de muebles de cocina por su resistencia y elasticidad.

·         De olmo. Muy apreciado en marquetería y ebanistería

·         De pino. Los muebles de pino tienen pros y contras. El pino es muy empleado en carpintería porque su madera es fácil de trabajar. Es de estilo rústico y se puede decapar, teñir o encerar. Es aplicado a mobiliario juvenil.  Como es una madera blanda es más propensa a arañazos que puedes frotar con ajo o cera para disimular.

·         De teca. Otra madera a tener en cuenta es la teca, de gran dureza y resistencia. Se emplea para estilos coloniales, por su toque exótico. Si la proteges de la intemperie no requiere de tratamientos añadidos más allá que la limpieza. Es perfectamente renovable con el uso de aceites y lacas.

·         De caoba. La madera de caoba es de las que más se han empleado tradicionalmente debido a su mayor calidad. Siempre ha estado asociada a muebles de gran estatus. Para conservarla hay que protegerla de la luz directa del sol y mantener un cierto grado de humedad en el ambiente porque es propensa a resecarse con facilidad.