Con el frío de los últimos días, hoy os traemos una magnífica idea para calentar las habitaciones de vuestra casa sin que por ello debamos poner a funcionar aparatos eléctricos que disparen nuestra factura de electricidad.

Este calentador, fabricado de manera manual, se trata de una calefacción casera que se inventó en la II Guerra Mundial en Reino Unido para resistir el frío en los refugios antiaéreos.

La persona que se ha decidido a difundirlo ha sido el periodista inglés Dylan Winter, quien grabó uno de sus habituales videos explicando su uso, y en el cual describe la forma de fabricarlo de manera visual y sencilla. Dylan lo solía utilizar en el barco en el que disfruta de su otra pasión, la navegación.

Dylan subió el video a Youtube y Facebook, y se ha convertido en todo un éxito, alcanzando hasta el día de hoy casi 5 millones de visitas.

http://http://www.youtube.com/watch?v=brHqBcZqNzE

En qué consiste. Su construcción es verdaderamente sencilla, ya que solo necesitaremos: una pequeño contenedor de horno alargado, 5 velas pequeñas, un mechero y dos macetas (una grande y otra pequeña).

1.       Colocaremos el contenedor

2.       Dentro, dispondremos de cuatro velas y las encenderemos.

3.       Encima del brick y boca abajo, colocaremos la maceta pequeña.

4.     En la parte superior (la base de la maceta) pondremos la otra vela para evitar que se escape el calor y mantener así toda la maceta caliente.

5.     Colocaremos la maceta más grande sobre la maceta anterior, y esta vez sí, sin cubrir el agujerito de arriba.

Y ya está. Tan sencillo como eso. Con este económico y sencillo artilugio podremos calentar nuestro hogar, y todo gracias a la gran idea difusora del Sr. Winter, que gracias a su video viral ha servido de verdadera ayuda a millones de personas.