Tras la primera parte de nuestro reportaje sobre el proceso de invernaje en las piscinas particulares, hoy cerramos el post con algunos consejos interesantes que pueden convertiros en auténticos expertos en mantenimiento de piscinas.

En particular, hablamos de aquellos casos en los que puede ponerse en marcha el  equipo depurador de forma más o menos periódica (semanal, quincenal o mensualmente), podemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

§  Colocar algún flotador para evitar las presiones sobre la pared en caso de helada. Puede utilizarse un dosificador flotante que contiene los productos químicos necesarios para mantener el agua de la piscina en buenas condiciones durante el período de invernaje.

§  Mantener el sistema depurador (pre-filtro, filtro y skimmers) en perfecto estado de funcionamiento.

§  Mantener los productos químicos en un lugar seco y seguro.

§  Programar el reloj de la depuradora para que funcione unas pocas horas al día (2 horas). No realizar este punto en caso de que llegase a helarse el agua de la piscina.

§  Revisar y reponer las tabletas de producto químico una vez al mes.