Siguiendo con el serial de cromoterapia. Hoy queremos abrir dos líneas de consejos prácticos. Uno sobre pintura, y otra batería de consejos sobre el espacio.

Sobre pintura

Prueba varios colores de pintura en la pared antes de empezar a pintar, y observa cómo cambian durante el día, según la luz natural que reciben y bajo el efecto de la luz artificial. Evitarás sorpresas.

Pruebas. Hay varias webs que ofrecen la posibilidad de probar la combinación de los colores, para que sepas a qué atenerte antes de efectuar el pago.

Tonalidades. Algo fundamental para la pintura de las paredes. Una vez elegido el tono de la pintura, anota las proporciones de colores de la mezcla ya que es el único modo de conseguir el color exacto en todas tus mezclas.

Superficies. La pintura es una solución rápida y económica para renovar la casa y los muebles. Existen productos específicos para madera, plástico, hormigón y cemento, metal y cerámica.

El espacio

Gana profundidad. Pinta la pared del fondo de un color algo más oscuro que el resto de paredes.

Más estabilidad. El suelo oscuro combinado con paredes y techos claros da estabilidad.

Baja el techo. Pintar el techo de un color oscuro hace que este parezca más bajo. Por lo que dependerá de nuestro estilo pintarlo más claro o más oscuro.

Ensanchar. Con el techo y el suelo más oscuros que las paredes, el espacio se ensancha.

Gana altura. Paredes oscuras y techo y suelo claros: el espacio se percibe estrecho y alto.

Efecto túnel. O efecto cueva. Es muy dramático y no se aconseja en espacios domésticos.